Uniforme neutro

El pasado lunes 03 de junio la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo postulo que, a partir de esa fecha se normalizaba que los niños y las niñas podrían utilizar faldas o pantalones por igual. A partir de esto, surgen cuestionamientos como, ¿qué hay tras la decisión de promover estas prácticas?, ¿Cómo se adaptará en una sociedad como la nuestra? ¿por qué el Estado tiene que intervenir en estas decisiones?, ¿es libertad o adoctrinamiento?

Para brindar más argumentos a nuestro debate, podemos mencionar la importancia que tiene el que nuestro nuevo gobierno se considere de izquierda y que en este permeen, lo que podría ser el ariete más grande de la izquierda en los últimos tiempos, la ideología de género. Esta es quizá lo que puede tener de fondo la intención de la jefa del gobierno capitalino para promover estas normas. ¡Ojo! No estoy diciendo que sean malas, simplemente la intención de las mismas, puede ser cuestionada.

Hay que ver la sociedad con sus grises, no en blanco y negro. Pareciera que el Estado utiliza esta ideología y sus poderes fácticos a manera de adoctrinamiento disfrazado de libertad, apoderándose de lo que es propiedad de la “familia”, familia entre comillas, porque cunado se trata de este tipo de decisiones salen a la luz la familia tradicional, pero cuando se trata de fallos de los hijos es culpa de otros.

Recuerdo que cuando iba a la secundaria, las niñas usaban pans o pantalones cómo parte del uniforme y nadie decía nada, no era necesaria una norma que lo dictaminara, lo que hoy se puede llegar a visualizar en las escuelas de nuestro país puede llevar a confusiones, bullying e incluso modas impuestas.

Deberíamos ser cautelosos con la forma en la que estos cambios se presentan, que tal vez podrían tener una intención buena por parte de los gobernantes, pero como en el aborto todo tiene una intención económica y esto no puede ser la excepción.

En el podcast te contamos más:

Por: Isaias Espinosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *