Lo que ‘El Mito’ nos regaló

Era abril de 1958, Elizeth Cardoso se puso delante del micrófono, él, “O Mito” (el mito, o la leyenda), se sentó en el antiguo estudio, rodeado de bulbos y carretes de cinta magnética, tomó la guitarra, y acompañó con los primeros acordes de Chega de Saudade. Recordó en ese momento lo que había aprendido de su maestro, Tom Jobim, jazzista, …