Las músicas

Pienso en la música como una posibilidad de comunicación, de tender puentes invisibles entre culturas y personas.

Una de las cosas más sorprendentes de colaborar en Incudeso Radio es que somos muchos locutores, de muchas edades, desde muy jóvenes hasta leyendas, de muchos lados y cada uno comparte sus gustos musicales y nos vamos alimentando día con día de nuevos sonidos y nuevas cosas.

La Doctora Carmen Espinosa, del programa Voz Andante, nos compartió un evento de música afrocaribeña del grupo Caribe en la Voz y aproveché la ola y fui. Esta agrupación de 6 personas enamoradas de la música popular colombiana se juntaron para difundir y disfrutar de la tradición musical que une al Caribe y durante el concierto, Edna Hernández habló del concepto de “las músicas”: esos espacios comunitarios que se generan al cantar y tocar algunos instrumentos que se comunican con nuestras raíces, músicas de percusiones, palmas, voces, maracas, que son parte de toda la comunidad y donde se construyen tonadas nuevas mientras también se utilizan las tonadas viejas hechas por otros, por los ancestros, por la tradición oral. Incluso, dice Edna, los bailes sonideros son consecuencia de estas músicas.

En el espectáculo “Raíces: El gesto, el canto y el cuerpo” retoman estas músicas que, aunque tienen su origen en la costa Caribe de Colombia, han llegado y se han instalado en otras regiones. Así que mientras estos seis músicos tocaban y cantaban bullerengue en la Ciudad de México un viernes de diciembre del 2019 se tendían puentes invisibles a otras costas y otras sensualidades y otras musicalidades, con esos bailes cantaos se habitó un rato el espacio para comunicarse con esos ritmos que obligan a mover los pies y hacen bailar feliz a un oso torpe como mau.

Con una tambora, maracas, una gaita caribeña, un tambor alegre y un tambor llamador y dos pares de palmas y voces, el grupo Caribe en la Voz habitaron por un rato el espacio comunitario haciendo bulla.

Y fue increíble. Por supuesto, “la vida vale la pena”.

mauricio álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *